El secreto para ahorrar en calefacción está en los radiadores

Es probable que alguna vez hayas buscado en Google trucos para ahorrar en calefacción o pautas de cómo usar la calefacción especialmente en los meses más fríos para poder gastar menos sin necesidad de pasar frío.

Si has hecho esto, casi con toda seguridad habrás leído las ventajas de intentar mantener siempre una temperatura constante, de no apagar la caldera para no generar grandes bajadas de temperatura y así provocar menos arranques de la caldera, etc. Sin embargo el gran secreto para ahorrar en calefacción se encuentra, además de en el aislamiento de tu vivienda, en los radiadores que tengas instalados en tu hogar y de la eficiencia de éstos.

Disponer de unos radiadores eficientes como los radiadores de Climastar te va a permitir ahorrar hasta un 21% gracias a su sistema patentado Dual Kherr, compuesto fundamentalmente de óxido de silicio y óxido de aluminio, dos elementos complementarios que aportan un valor extra a la calefacción.

El silicio destaca por sus cualidades como acumulador térmico, mientras que el aluminio es un excelente transmisor de calor. De esta manera garantizamos la mejor transmisión de calor de la corriente de convección al elemento acumulador, aumentando así en radiación y acumulación.

El frontal transmite calor a la estancia durante un periodo prolongado de tiempo, gracias a la capacidad de acumulación del equipo. El sistema Dual Kherr presenta un poder de acumulación un 75% superior a otros emisores y radiadores térmicos.

Además, las líneas conductoras de doble núcleo optimizan el proceso de convección, al favorecer la distribución del aire caliente. Los bloques de doble núcleo absorben el calor de la convección y lo irradian a través de la superficie frontal.

Algunas de las ventajas del sistema Dual Kherr son:

  • Mayor eficiencia. Alcanza la temperatura deseada de la habitación en la mitad de tiempo.
  • Más confort. Genera 3 veces más temperatura de arranque.
  • Mayor inercia térmica, mayor confort y menor gasto.
  • No reseca el ambiente.
  • Enfriamiento más lento y mayor acumulación que implica menor arranque de la caldera, dando mayor vida útil a la misma.

Por tanto, si tienes pensado aprovechar el verano para llevar a cabo reformas en tu vivienda, puede ser una buena idea aprovechar y cambiar también los radiadores por unos equipos más avanzados tecnológicamente y por tanto mucho más eficientes a nivel energético. Además, conseguirás integrar estos equipos como un elemento más en la decoración de tu casa gracias al diseño vanguardista que poseen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?